Nos vamos de experiencia Erasmus con destino: Italia

domingo, septiembre 28, 2014


¡Hola a todos!

En el post de hoy, contamos con la colaboración de María José Rubio, qué estudió Periodismo en Madrid y es de la isla de Gran Canaria. En esta entrevista conocerás su experiencia Erasmus en Italia. ¡Muy interesante!

1. ¿Qué te motivó a tomar la decisión de irte de Erasmus?
Llevaba ya cuatro años en Madrid y, sinceramente estaba cansada del bullicio y ajetreo de vivir allí. Además siempre tuve en mente la idea de irme de Erasmus a Italia. Madrid está muy bien pero como se dice: "Madrid para los madrileños".

2. ¿Por qué elegiste Italia?
No me preguntes por qué, porque nunca pisé Italia hasta ese entonces. Mis padres me motivaban a irme a Alemania porque desde la guardería llevo aprendiendo el alemán sin embargo  el clima me echaba mucho para atrás. 


La idea de un idioma similar al nuestro y rodeado de mar, me decantó. El lugar escogido fue Perugia (famoso por sus Baci, beso en italiano) gracias a una chica que conocí varios días antes de mi elección. Me dijo que era un pueblito chiquito, económico, muy "erasmus" , con mucha marcha y céntrico  y ni me lo pensé dos veces. Ni siquiera miré en el mapa donde estaba. La palabra de una Canaria me valió y mucho.

3. ¿Cómo aprendiste el idioma?
Las fechas y los papeleos los publicaron como tres meses antes, así que me dediqué en cuerpo y alma a buscar una buena academia y un curso intensivo. Durante un mes, acudí todos las noches a aprender y poder aprobar el tan deseado examen del Erasmus de mi facultad. Sabía que tenía que currármelo y mucho, porque no tenía notas brillantes  y porque es un destino muy solicitado al menos en la facultad de Ciencias de la Información en Madrid.

Allí entre los exámenes orales, ver la MTV todo el día en italiano o hablar con tu casero en italiano "algo" se aprende. Bien es cierto que somos los únicos con un idioma parecido porque a los demás erasmus les resultaba difícil el italiano.


4. ¿Cómo era un día normal en tu vida de estudiante Erasmus?

El primer cuatrimestre fue muy muy duro. El frío que hacía en Perugia era horrible y no acompañaba ir a clase a las 8 de la mañana. 

Sí, ir a clase. Porque el mito ese de los erasmus no van a clase o no estudian es éso, un simple mito. Y si eres español, peor te lo ponen.

Luego íbamos todos a comer a la famosa MENSA, un comedor universitario en el que por 2 euros tenías un plato de pasta, bebida y postre.

Ahí pasábamos la tarde hasta tener que ir a clase o ir a casa de otro. Eso sí, por muy cansado que uno saliese, hasta las 3 de la mañana salíamos aunque sea estar sentados en la famosísima Piazza IV Novembre tomándonos unas birras (cerveza en italiano) o una porción de pizza, que costaba 1 euro.


5. ¿Piso o residencia? ¿Qué aconsejas?
Es la eterna pregunta en el foro que teníamos. Ya nos habían aconsejado que nos fuésemos a piso ya que las residencias estaban a las afueras y nadie se quedaba allí a vivir, además no es el concepto residencia- colegio mayor que podemos tener de Madrid y en donde yo pasé mis cuatro años en Madrid. 

Sabía perfectamente a lo que me atenía si iba un piso, pero el Erasmus es éso, vivir la experiencia y punto. Está claro que es  duro vivir con personas que apenas conoces pero son sólo 9 meses de tu vida.


 6. ¿Qué consejos le darías a las personas que este curso se van de Erasmus a Italia?

Que disfruten al máximo de la experiencia de irse a vivir allí. Que ni el frío les pare porque aunque la gente no lo crea, allí hay lugares en donde el termómetro ronda cero y menos grados.  Que coman pasta hasta hartarse aunque engorden unos kilitos de más porque ya verán que cuando lleguen a casa odiaran la pasta a más no poder. Y que sobre todo, aprovechen estar en un lugar tan céntrico que te ofrece la posibilidad de viajar a cualquier lugar a bajo precio. Que no tengan miedo de irse a la aventura, solos. Que el primer minuto SÍ se tiene miedo pero luego... nada más.




¡Muchas gracias por compartir tu experiencia Erasmus con nosotros!


Image and video hosting by TinyPic

You Might Also Like

4 comentarios

  1. El erasmus, sea donde sea es una experiencia única. "Ojalá yo hubiese aprovechado también" (un viaje más a la lista jajaja) yo creo que hasta hubiese elegido Italia. Como dice María José, es un pais con un carácter parecido al nuestro, mar y el idoma no es tan difícil (aunque tiene lo suyo) como otros.
    Una experiencia muy bonita.
    Besazos!!

    ResponderEliminar
  2. ¡La envidia me corroe! Envidia sana, pero envidia. Yo no hice el Erasmus, porqué trabajando y estudiando otros cursos, a parte de la universidad, y a parte por la pareja de aquel entonces, ya tenía la vida más o menos montada... Aunque a veces me arrepiento de no haberme tirado a la piscina y haberme largado para vivir la experiencia. Sin duda, y no es por repetirme, creo que también me hubiese decantado por Italia. El por qué, es simplemente ¡porque me encanta! Estuve trabajando dando clases particulares a un niño medio italiano, y el chiquillo me transmitió la cultura italiana de tal manera que me "enganchó".
    Feliciddades por la experiencia, y gracias Lidia por acercarnosla a tod@s nosotr@s
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita experiencia! Los españoles sí que lo tenemos más fácil con el idioma, es muy parecido al nuestro y eso es un plus a nuestro favor, creo que hace que nos enamoremos antes del país :) Estoy deseando ir, un pueblo que me apunto a la lista!

    ResponderEliminar
  4. Fantástica la experiencia en Italia, además es un país tan bonito y se come tan y tan bien, yo suelo escaparme a Italia cuando puedo, de turismo, y siempre me traigo un par de kilos, pero es que entre helados y capuccinos, pasando por la pasta, la carne, el pescado... es imposible no caer en la tentación. Saludos!

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!