Nos vamos de experiencia Au-pair con Annie en Alemania

viernes, junio 26, 2015


¡Hola a todos!

En el post de hoy compartiré con contigo la historia de Annie, una chica que vivió una experiencia no muy buena como Au-pair en Alemania, lo que implica que todo no siempre es color de rosa, es cuestión de suerte.


Había terminado Dirección Hotelera y empezado la carrera de Turismo, pero ese año no salía la convocatoria para convalidar asignaturas, y no tener que volver a repetir muchas de ellas. Llevaba algunos meses en Marbella y tenía que volver a casa porque se me acababa el contrato. Al regresar sin saber que hacer ese siguiente año, y con expectativas de terminar Turismo, decidí aprovechar el año siguiente en estudiar idiomas y así, a mi vuelta, podría seguir con la carrera y muchos mas créditos que convalidar.
Una amiga había estado ya de Au Pair anteriormente y me había dado la idea. Me paso la pagina de Au Pair World y un poco a la aventura, me inscribí en ella y comencé la búsqueda. Creo que en un mes conseguí a la familia, no fue un proceso muy largo ya que quería irme lo antes posible y no perder ese año. 

En principio, comencé buscando familias en Londres,  porque mi intención era mejorar el Inglés, pero fue absolutamente imposible. La oferta no era muy alta y la demanda de Au Pair para irse a Londres hacía la búsqueda interminable y lenta. Por ello, decidí ampliar la búsqueda a Alemania, ya había estudiado Alemán y algo sabía. 



Encontré a la familia y parecían muy agradables en las fotos, una niña de 3 y un bebe de 11 meses. Al instante que me puse en contacto con ellos, me respondieron y comenzamos hablar de la  condiciones, hicimos skype varias veces, y me presentaron los niños.

No tuve que presentar ninguna documentación, ellos me enviaron el contrato que ya habíamos hablado anteriormente, y yo lo firme y se los reenvíe. A la semana siguiente, salí dirección a Colonia.
Bueno en primer lugar decir que para mí ser Au Pair no ha sido una buena experiencia, no con la familia, a los niños por supuestísimo los querré siempre. 

Al principio, llegué ilusionada y con muchas ganas de iniciarme en la aventura, me encantaban los niños, la casa y todo parecía ir bien. Creo que esto duro un solo mes. A medida que fueron pasando los días,  me fui dando cuenta que no todo no iba a ser como habíamos acordado.


Tenia un contrato de 30H semanales, me hacia cargo de los niños desde que se despertaban hasta que los llevaba al cole, y desde que salían del cole hasta llevarlos a la cama, básicamente. Esto semanalmente superaba las 30H, no siendo esto satisfactorio para los padres, tenia que trabajar horas extras los fin de semanas también, y sin queja ninguna porque era su Au Pair.



Así estuve bastante tiempo, aguantando, solo y únicamente porque quería muchísimo a los niños, pero me empecé a cansar. Me empecé a cansar de la actitud de los padres ante la vida y a sus hijos, iban de grandes personas y gran familia, y la verdad es que su vida era una auténtica mentira. Compraban todo y más, por demostrar que eran los mejores y que su familia era perfecta, llenaban a los niños de regalos para ganárselos y que los quisieran, y decían que me trataban como una hija más, teniendo detalles muy feos conmigo que ni siquiera voy a mencionar. 

La gente los veía de una manera y de puertas para dentro eran otra. Y lo peor de todo es que ellos creen que lo tienen controlado, y son felices por que la imagen que vende es inaudible. La realidad es que muchos de sus vecinos y amigos, hablaban conmigo de ello, y estaba allí por cortesía, porque al igual que yo no estaban de acuerdo con ese estilo de vida. Eso no es una familia. 


Empecé a trabajar de forma continua, y cualquier excusa era válida para yo quedarme con los niños, aun ellos estando en casa cenando, o simplemente un domingo por la mañana porque ellos querían dormir.

Llegadas las navidades, y después de 5 meses, decidí que no quería continuar. No quería continuar viéndoles la cara porque no los soportaba, no soportaba los hipócritas que podían llegar hacer incluso conmigo, que los conocía y vivía con ellos. Así que les presente mi finalización de contrato para dos meses después, solo por los niños porque así tendrían tiempo de encontrar una nueva Au Pair.



Lo único que destacaría de esta experiencia, es la oportunidad que he tenido de vivir con estas dos grandes personitas que me llenaban de vida día a día. Me hicieron conocer lo que es ser madre, el bebe inició todas o muchas de las cosas mas importantes conmigo, aprender  caminar, a hablar, a comer solo...la niña quería siempre hacer lo que yo hacía, le encantaba que le pintara las uñas o ayudarme a cocinar, se inició en el ballet conmigo y siempre me hablaba de sus compañeros de clase o lo que le sucedía en el colegio. Me encantaba ser tan importante para ellos, todo giraba en torno a mí, como si de su propia mama se tratase.

Por otro lado, esta experiencia me ha enseñado el tipo de persona que no quiero ser el día de mañana, y no quiero ser como ellos, por supuesto busco un buen trabajo en mi futuro, pero eso no me va a impedir que sea yo la persona que se encargue de mis hijos. Estaría mucho mas orgullosa de que mis hijos aprendieran a caminar y a llamarme mama a mi, que a verlos esperando en la cama a que yo llegué por saber que regalo me toca hoy a cambio de un beso.


Me niego a ser Au Pair nuevamente, básicamente porque después de esta experiencia me he dado cuenta que con la edad que tengo 23 años, no tengo por qué estar haciendo de mamá. Me encantan los niños, y amo a mis primos pequeños, soy nanny y trabajo por horas algún día,  pero ser Au Pair? Eso ya no entra dentro mis planes. 

También tengo que señalar que mi vida de Au Pair, y el hecho de acabar así me dio la oportunidad de seguir mi vida en Alemania. Ahora tengo mi propio piso, y sigo estudiando Alemán. Me encanta la vida aquí y me encanta mi vida de ahora, sin responsabilidades, haciendo lo que siempre he querido ser, una persona independiente. Por el momento, seguiré aquí uno o dos años más estudiando y trabajando.


Yo sinceramente no puedo dar un consejo para que alguien se vaya de Au Pair. Si lo queréis hacer por probar la experiencia, porque os encanta los niños, adelante, buscad una familia e iniciaros en la aventura, pero no firméis un contrato de un año, mi consejo es que lo firméis  de seis meses e ir probando, que si después os queréis quedar podréis alargarlo.

Si en realidad lo que queréis es salir de casa y estudiar idiomas, o vivir una aventura, hacedlo, viajar  conocer nuevas culturas, ciudades, pero solos sin responsabilidades, intentad hacerlo de otra manera, aquí en Alemania hay mucho trabajo y podéis tener ayudas en los cursos de Alemán al principio. Vivir en pisos compartidos te sirve para conocer a muchísima gente de muchas partes del mundo que te harán crecer como persona y por supuesto si al final, conseguís lo que queréis estaréis orgullosos de haberlo hecho por vosotros mismos.


Si tu también has vivido la experiencia Au-pair y quieres compartirlo en nosinmisgafasdesol, envíame un correo electrónico a lidiaevq@gmail.com, gracias.



Image and video hosting by TinyPic

You Might Also Like

8 comentarios

  1. Que bonito! Tiene que ser una experiencia increíble, personalmente me arrepiento de no haber hecho algo así, pero tengo claro que el día de mañana contrataré au pairs!! Un saludo!
    Patricia Menéndez

    ResponderEliminar
  2. Como siempre un post genial,
    Muchas veces estamos tan desesperados aquí por no encontrar trabajo que nos cuentan cuentos chinos y los creemos.
    Un besazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  3. ese edificio tiene un cono encima???jajaja
    muy buena la entrevista cielo ;)
    un besazo y que disfrutes del fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Qué lástima que la experiencia de Annie no fuera agradable, como tu dices, no todo siempre es de color de rosa. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Siempre hay una cara mala de las cosas, pero por lo menos siempre se aprende algo, me alegro que al final todo saliera bien. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que chulada de fotos. Y mira que a mí Alemania no es un país que me llame mucho para ir a visitar, pero creo que estoy cambiando de opinión Jejejeje
    Lamento que la experiencia de Annie no haya sido tan positiva como la de otr@s colaborador@s... Pero me alegro horrores que ahora tenga esa independencia que ansiaba y que viva su propia vida. Aunque debe ser una "faena" encontrarse con una situación similar a la que ella vivió, no sé si es porque soy positiva por naturaleza, pero que se quede con todo lo que aprendió.. a veces no hay mal que por bien no venga. Pero realmente es una pena que algo que empiezas con tanta ilusión se chafe..
    Un beso guapa y gracias una vez más por acercarnos las experiencias como au-pair

    ResponderEliminar
  7. Alemania es un país que desde hace poco que quiero visitar ya que mi pareja estuvo estudiando en un instituto de Alemania y todo era precioso.

    Hace un par de años que aún no me decido si ir de Au Pair una temporada, me llama mucho la atención, pero mi problema es el ingles, ya que no me desenvuelvo muy bien...
    Así que creo que tendría que ir con una familia de Italia por ejemplo (ya que se hablarlo mejor que el ingles) o si no con una familia que no le importase que hable regular ingles.

    Quedaron una fotos chulisimas!
    Va muy bien ver experiencias así para acabar de animarse o no... No es oro todo lo que reluce siempre.
    Ánimos Annie, a sido una experiencia más con la que aprendemos :)

    Buena entrada
    Un beso :)

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!