La entrevista - Estefanía Borreguero Psicóloga -

viernes, noviembre 06, 2015



Buenos días a tod@s!

En el post de hoy hablaremos de tan ansiado momento como es la entrevista, como nos tenemos que preparar física y mentalmente para este momento, y con ello convertirnos en el candidato deseado por la empresa.

Antes de comenzar, recordar o descubrirles cuantas formas de realizar una entrevista, y estas son

  • Presencial, la más común. Nos entrevistan en un lugar físico de la empresa, generalmente en una oficina central, aunque después vayamos a otro departamento en otra localización.


  • Telefónica, está más bien se suele utilizar como un primer filtro, para ver si te generan una entrevista presencial.

  • Videollamada, suele ser la manera más utilizada en casos de que el puesto sea en otro lugar al propio de la residencia (ej: puesto en Madrid), aunque también se suele usar como un primer filtro.


Sabiendo esto, vamos a lo que vamos. Viendo que muy posiblemente tengamos que pasar un filtro, ya no solo es recomendable, sino de obligación conocer las características de la empresa, saber a qué se dedica, conocer su historia, clientela a quien va dirigida, características a desarrollar dentro de la empresa y dentro del puesto. Que más parece que nos hicieran un examen, pues sí, tenemos que hacer un poco de Sherlock Holmes, y averiguar de las empresas a la que nos hemos inscrito, por ello es importante no apuntarse a cualquiera, pues queda muy feo la típica frase “ehh no me suena haberme apuntado, pero dime cuando es la entrevista”, “No recuerdo la oferta, me la puedes repetir”. Vale que no somos discos duros, pero denota falta de interés por el puesto a desempeñar, por lo tanto un mínimo de información podremos saber, y así la empresa se dará cuenta de tu interés por el puesto, y verá en ti al candidato/a proactivo/a que buscan.


Dicho esto, y superado el primer filtro, ahora nos centraremos en la entrevista presencial. Yo entiendo que cada quien tiene su personalidad y ello se refleja en nuestra manera de arreglarnos, nuestra apariencia. Pues bien, cuando nos presentamos a alguien por primera vez, existe dos tipos de efectos, de primacía y de recencia, ello quiere decir, la primera imagen o concepto que se genera sobre nosotros y la última, no digo ir de punta en blanco pero si nuestro efecto de primacía (digamos la apariencia física) y nuestro efecto de renecia (digamos nuestra conducta), son buenos, sin duda sumaremos puntos para que ese puesto sea el nuestro. A la hora de presentarnos en una entrevista debemos olvidar que tenemos ciertas creencias, ahí vamos a desempeñar una habilidad no desarrollar nuestra manera de pensar, que debe ser respetable y seguir haciéndote crecer como persona, pero en el trabajo no es donde debemos expresarnos, así que vestimenta formal, eso sí sin excesos, en especial chicas, nada de minifaldas, super tacones, y maquillaje de noche.

En cuanto a lenguaje no verbal (nuestras posturas) también controlar, ni dar la apariencia de que todo te da igual, ni de que te da miedo la persona que está entrevistando, sentarnos donde nos digan, si no lo comentan, y es una mesa larga, sentarnos próximo al entrevistador, pero sin ocupar su espacio. Siempre que entremos en donde nos van a entrevistar saludar con un apretón de mano, sea chica o chico, a menos que se nos acerquen a dar dos besos que no es lo usual, y dicho apretón no estrangular la mano (denota dominación) pero tampoco dejarla que parece que se nos va a desprender (denota timidez) y queremos transmitir confianza y calidez. Debemos sentarnos correctamente y erguidos, no ponernos en el filo de la silla por ejemplo, y mucho menos apoyarnos en la mesa del entrevistador como si nos estuviera contando su vida.


Una analizado estos aspectos, vayamos al meollo de la cuestión, LA ENTREVISTA, que decir, pues sencillo contestar con total sinceridad a lo que nos vayan pidiendo, es recomendable prepararse la entrevista con anterioridad, saber como dijimos antes de la empresa, y saber expresar nuestras habilidades para poder desempeñar el puesto, si controlas esos aspectos habrá mucha probabilidad de que el puesto sea el tuyo, y sino en ese momento, saber que tienen guardado el currículum de alguien competente que quizás más adelante si te puedan llamar. Te adjunto una imagen de cómo puede ser una entrevista genérica.



Antes de acabar nombrar que nos podemos encontrar con entrevistas grupales y con entrevistas individuales.




Que tengan un excelente día!!


You Might Also Like

2 comentarios

  1. ¡Hola!
    Siempre he pensado que ir a una entrevista tienes que tener claro que; no debes ir desfrazad@, ser natural, mostrar interés y mostrarte una persona segura. Prepararse la entrevista, claro está, e intentar dejar los nervios en casa. Aunque a veces... cueste.
    La verdad que nos has ofrecido un artículo con información muy pero que muy útil para afrontar una entrevista y poder "sobrevivir" a ella, jejejeje. Vamos, un post a tener en cuenta sin duda. ¡Genial trabajo!
    Un beso guapas

    ResponderEliminar
  2. En cuanto a la vestimenta siempre debe ir adaptada al puesto al que optas. Por poner un ejemplo extremo, no vas a ir de traje (ni tampoco de traje de baño) a una entrevista para un puesto de socorrista.
    Muy buenos consejos.

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!