¿Cuándo es el momento de cambiar de trabajo? - Estefanía Borreguero Psicóloga -

lunes, enero 18, 2016


Buenos días a tod@s!

Llega un momento en nuestra vida laboral dentro de una empresa en la que ya no nos sentimos tan completos a la hora de desempeñar nuestra función, y dejamos de sentirnos satisfecho dentro de este, siendo el motivo varios: incompatibilidad familiar, salario bajo, estrés continuo, baja valoración, no acceder a promociones laborales, etc. Entonces llega el día en que nos planteamos si seguimos en el mismo trabajo o cambiamos.


Si has llegado al momento de querer cambiar de trabajo, debes tener una serie de elementos en cuenta.

Primero debemos de entender que el salario es importante, pero el cambio no debe estar motivado por ello, pues sería una recompensa a corto plazo, donde después nos veremos en la misma situación que en el anterior trabajo. Siempre que la valoración sea cambiar por ello, al menos asegurarnos que seguimos teniendo como mínimo la misma calidad de vida, en el sentido de que no nos tengamos que quedar haciendo más horas que un reloj.


Si el motivo es que no nos promocionan dentro de la empresa o tenemos poca valoración, intentemos agotar las vías para poder crecer en la empresa que ya estamos.

Asegurarnos que el cambio está motivado por ganancia de autonomía en el puesto, ya que si están interesados en nosotros es porque cumplimos con el perfil, con lo cual estamos capacitados para trabajar sin supervisión las 8 horas laborales.

El cambio debe ir de la mano de superación personal, desarrollada por la motivación de crecimiento personal, donde la recompensa viene por superar nuestros objetivos puesto para nosotros mismo, siempre queriendo mejorar por y para nosotros.


Antes de aceptar las condiciones del nuevo trabajo, investiguemos un poco la empresa que nos ha ofrecido el puesto por el cual nos vale la pena cambiar la actual empresa.

Debemos de estar seguro de cumplir con las necesidades que requiere el nuevo puesto, es decir, cabe la posibilidad que nuestra empresa no nos haya promocionado no por no creer en nosotros, sino por considerar que nos falta un poco más de experiencia, por tanto no cometamos el fallo de cambiar de trabajo pensando que ya nacemos sabiendo.


Teniendo en cuenta todos estos factores, podremos hacer un hacer un balance de pros y contras del cambio de trabajo. Claro que cualquier cambio es bueno, para nada queremos en una línea contraria, pero si es verdad que a la hora de aventurarnos a algo nuevo, teniendo en cuenta que es bueno salir de nuestra zona de confort, no nos vayamos a precipitar y estamparnos de lleno.



Que me dicen de ustedes, ¿se han visto en la situación o necesidad de cambiar de empleo? ¿valoraron los pros y los contras? ¿valió la pena el cambio?. Anímate y comparte tu experiencia.


You Might Also Like

23 comentarios

  1. Me parece súper importante valorar los pros y los contras del cambio, pero tampoco pensarlo mucho, porque por propia experiencia yo estuve 10 años en la misma empresa, donde ya no era posible crecer y a pesar de dar el 200% a la empresa cuando cogimos la reducción de jornada por cuidado de hijos la empresa nos lo agradeció trasladándonos para que nos fuéramos de la empresa...Con lo que si se tiene la oportunidad de cambiar para mejorar no pensarlo demasiado y evolucionar, porque si te estancas, luego cuesta mucho mas cambiar y nadie te va a agradecer nada...O por lo menos esa fue mi experiencia. Besos guapa, muy buenas recomendaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zoraida por sumar este post con tu experiencias. Tienes mucha razón, y la verdad es que pocas veces se nos aparece la oportunidad de mejorar, si es cierto que para nada debemos entender el post como que mejor "malo conocido que bueno por conocer", sino evaluar un poco las circunstancias, pero que vamos como dices si se ofrece la oportunidad y es para mejor, donde firmo :P

      Eliminar
  2. Esto depende de la situación de cada uno además de la situación actual en el mercado laboral. Muchas veces aunque intentas crecer, ek crecimiento esta solo para los "elegidos", y yo por ejemplo cambie hace 5 años a otra empresa porque donde estaba habia un ERE, y si, mucho nombre pero luego a la hora dela verdad todo es la misma historia y yo x ejemplo no he cejado en mi empeño de bsucar algo de lo que he estudiado peor se ve q no es para mi, porque nada sale.
    Al final, creo q vale la pena valorar el dinero, distancia de casa, y si no hay mucho estres... (En el mio estres ea d locos)...
    No me enrollo q sino haré un alegato en contra de nuestro Maravilloso mercado laboral 😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por aportar tu experiencia, lo que si te animo a que sigas en la lucha, nunca creas que no está para ti! En cuanto a cambiar de trabajo, siempre es valorar todo por insignificante que sea, pues todo cambio lleva unas consecuencias que hay que sopesar, si eso suma a nuestra vida en vez de restar, pues para la piscina de cabeza.

      Eliminar
  3. Hace poco me vi en esta situación y terminé dejando el trabajo, tenía un buen sueldo, pero el estrés, el mal ambiente y la falta de motivación fueron las causas por las que decidí irme. Es un mal momento para dejarlo por como está el mercado laboral, pero no me arrepiento de la decisión tomada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación, la realidad es que muchas veces hay que sopesar hasta el dejar el trabajo tengamos o no oportunidad, no es cuestión de no querer trabajar, pero si de tener en cuenta que somos personas que bajo condiciones difíciles prolongadas, termina afectando a nuestra salud, nuestra familia... pero lo bueno es estar feliz con esa decisión que es tu caso.

      Eliminar
  4. Uf creo que el problema a veces es que aunque la empresa te valore en ocasiones tampoco dispone de los medios económicos necesarios para ofrecer un aumento de sueldo (o las hay que simplemente tienen más rostro que espalda y te dan más responsabilidad pero te mantienen el salario).
    Tal como yo lo veo en la situación actual mucha gente tampoco se atreve a dar el paso de cambiar de empleo por el simple motivo de que hay mucha precariedad laboral y salvo que el puesto que consigas sea mejor (bien a nivel personal, motivacional o económico) y más "seguro" en cuanto a duración nos conformamos con lo que tenemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación, la verdad que hoy en día es difícil cambiar de trabajo, más como dices, ¿y si no es duradero? Pero bajo mi humilde opinión, si se me presentara el caso, evidentemente haría una lista de pros y contra y ver el resultado del cambio, aunque muchas veces vale con tirarnos a la piscina, igual nos sale bien, ya que el no, ya lo tenemos.

      Eliminar
  5. Que interesante Lidia!! se lo voy a dar a leer a mi chico que está pensando en dejar su trabajo seriamente.
    A veces es mejor dejar lo que tienes y buscar algo nuevo aunque tarde en llegar.

    un beso enorme cariño ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol por tu aportación, siempre es valorar si lo que tenemos nos hace no solo felices sino que además nos aporte bienestar personal, si no es así, sin abandonar el puesto actual buscar una mejora.

      Eliminar
  6. ¡Hola! Hace ya unos meses me encontré en esta tesitura, seguir en un trabajo que a pesar que me gustaba y era por lo que había estudiado, pero cada día se me hacía más cuesta arriba (ya que el compañerismo brillaba por su ausencia y tenía que supuestamente tragar lo intragable) o dar un giro a mi vida y dejarlo sin dudarlo. Y es lo que hice, me armé de valor y ¡adiós muy buenas! Por suerte a las pocas semanas me ofrecieron un trabajo , que es mi trabajo actual, del que estoy contenta aunque no tenga nada que ver con lo que he estudiado.
    No es que anime a la gente a que lo haga, porque claro está que tal y como está el patio... Pero bueno, soy una persona muy visceral, a la vez que positiva y que se niega en pensar que lo bueno no está por llegar.
    Así que creo que debemos valorarlo todo claro, y en esa valoración anteponer nuestro bienestar y salud que es lo más importante.
    Genial post, sin duda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación, me ha encantado la parte en la que te defines "soy una persona muy visceral, a la vez que positiva y que se niega en pensar que lo bueno no está por llegar", sin duda alguna que nadie se niegue a pensar en que lo bueno no está por llegar. Hay que echarle valor y ganas, los cambios son difíciles pero gratificantes, nos ayuda a salir de nuestra zona de confort y hacernos crecer a nivel personal y laboral.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Holaaaa, muy bueno y completo el post. Me gusta mucho, además, enero es el mes de los propósito así que siempre viene muy bien tener este tipo de información a mano.
    Un saludo y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lidia por tu aportación, exacto Enero mes de propósitos, y siempre que vaya acompañado de crecimiento personal y profesional hay que ponerle ganas.

      Un saludo!

      Eliminar
  8. tener la necesidad de cambiar de trabajo, por motivos de trato o por qué no estás cómodo es para tener rabia, en mi persona no me a pasado, pero a una persona cercana a mí si, y bueno, por suerte todo salió bien. Es importante sentirse bien trabajando.
    Un besito MUAK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación, y como dices en el trabajo se va con seriedad a trabajar, pero siempre estando a gusto, pues nadie merece estar pasando por una mala racha solo porque en el trabajo se dediquen a que lo pases mal.

      Un saludo!

      Eliminar
  9. En mis años en el mundo laboral vi mucha que gente que "decía" que quería un cambio, que lo necesitaba, que estaba quemada y que "a ver si..." pero luego en realidad nunca dieron el paso. De hecho mucha de esa gente, años después sigue en el mismo puesto de trabajo y con las mismas quejas (esto lo sé por antiguos compañeros, porque yo sí me lié la manta a la cabeza y después de mucho meditar decidí emprender otro camino). Para cambiar no sólo hay que querer y decirlo. Hay que atreverse, por supuesto no a lo loco, meditando y sopesando pros y contras, pero a veces es más fácil esperar a ver si llega un cambio o si pasa algo a provocarlo por nosotros mismos. Si uno no se mueve las cosas, los cambios, no suelen pasar por sí solos.

    Gran post¡¡

    Un beso¡

    ResponderEliminar
  10. Muy buenos consejos, hay veces que al cambiar de trabajo no cálculamos bien el salto y podemos equivocarnos, yo trabajo normalmente por proyectos y esto me ha enseñado a mirar con lupa para quienes voy a trabajar y como va a encajar mi trabajo en dicha empresa.
    Cada trabajo es un mundo.

    ResponderEliminar
  11. Me parecen unos consejos muy acertados porque es una decisión importante y debe pensarse muy bien, un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Es importante todo lo que se dice en este articulo. El dinero, sin motivación o sin un buen puesto que te llene te haga feliz, no es importante. La empresa, el puesto, los compañeros, tus jefes... son importantes también. Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Muy buen artículo. Cambiar de trabajo no es una decisión que pueda tomarse a la ligera, son muchos los factores que se deben tener en cuenta y ser conscientes de que un cambio de empresa no siempre puede ser la solución a los problemas (si no te ascienden por falta de formación por ejemplo...)
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  14. Recuerdo, hace unos años, cuando la bonanza y la despreocupación me permitía cambiar de trabajo casi casi cuando me apetecía! un par de años en un sitio eran suficientes para que me cansase y me animara a buscar nuevos retos! si tengo que hacer una valoración general, la verdad es que estoy contenta de haberlo hecho, en la mayoría de los casos no tenía nada que ver con dinero, solo con las ganas de aprender algo nuevo, cambiar de aires, promocionar y demostrar lo que sabía hacer gracias a mi experiencia.
    Nada que ver con la situación actual! tengo suerte de tener trabajo pero, ni el sueldo, ni la valoración por parte de mis superiores, ni el trabajo son algo que ya me motive, tengo claro(clarísimo!!!) que, en cuanto aparezca algo que me convenza un poquito, intentaré conseguirlo, eso sí! ahora hay una hipoteca por medio y varios proyectos importantes, los puntos que nos propones para valorar el cambio se me hacen esenciales!!
    Un abrazo !
    Patri

    ResponderEliminar
  15. Yo con encontrar uno que encaje con mis estudios y pueda desarrollar mi actividad creativamente me requeteconformo.
    Creo que hay que buscar un trabajo en el que te sientas agusto y así no tener que "trabajar" nunca.
    Un besico

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!