¿Cómo valorarnos cuando no nos valoran? - Estefanía Borreguero Psicóloga -

lunes, abril 18, 2016


Buenos días a tod@s!

Quiero comenzar este post con una breve historia:

“Un niño llevaba las notas de sus asignaturas a su padre, estaba molesto por sus notas y fue hablar con el profesor, a lo que le dijo;

  • Maestro tengo un problema con mi hijo, mire las notas que ha traído, sacó buenas notas en dibujo, pero en matemáticas muy malas notas.
  • ¿Qué harás? (dijo el maestro)
  • ¡Lo pondré en clases particulares de matemáticas!
  • Necio, ponlo en clases de dibujo
                                                                                         Alejandro jodorowsky



TODOS SERVIMOS PARA ALGO PERO NO TODOS SERVIMOS PARA LO MISMO

Con este microrrelato comenzamos el post, en el que queremos ver cómo nos tenemos que valorar cuando a nivel laboral no ven nuestras aptitudes y actitudes, sin olvidar que todos, absolutamente todos somos buenos en algo, pero no todos en lo mismo, pero ni aún así desistiremos, pues lo que no se nos da, lo podemos practicar para desarrollar la habilidad, un ejemplo sencillo, en el mundo podemos encontrar personas diestras o zurdas, pero y qué me dicen de los ambidiestros, pues han desarrollado trabajar con ambas manos, así con otras habilidades, solo es cuestión de conocer nuestra limitación y hacer un plan de acción, así que nadie nos podrá menospreciar por nada del mundo en concreto a nivel laboral, teniendo en mente nuestras cualidades positivas y potenciando las que menos

Muchas veces somos para nosotros mismos nuestro mayor crítico, y la verdad que en ocasiones está bien, nos ayuda analizar para mejorar, pero cuando ya pasamos la delgada línea del machaque a nuestra autoestima, ya no es tan saludable, paremos de castigarnos, ni es bueno, ni saludable.

Por supuesto, nunca permitamos que nos humillen con críticas, eso tanto en la escuela como en el trabajo tiene un nombre y es denunciable. No obstante cuando las críticas son constructivas, escucha, analiza y considera.


Y como no, siempre se ha dicho, ¡Las comparaciones son odiosas!, pero ahí caemos una y otra vez en meternos el dedo en la llaga, comparando solo conseguimos enfocarnos en lo que no se nos da y la otra persona si, y como ya hemos dicho antes cada quien tiene una habilidad, potenciarlas, nos hace únicos y diferentes, y en un mundo donde poco queda para originalidad, el querer ser como el otro o la otra persona no nos beneficiará en nada. Hemos llegado al puesto que estamos precisamente por esas diferencias en nuestras competencias.

Y para terminar si queremos que nos valoren, cada mañana cuando nos miramos al espejo tenemos la mejor persona para valorarnos, no dejemos para los demás, lo que está de nuestra mano.

A simple vista, son “consejos” que realmente cualquiera puede tener en cuenta, sin tener que recurrir a búsqueda de información o ayuda profesional, pero la verdad que cuando estamos en una mala racha laboral, y lo digo por propia experiencia, parece que no vemos más allá de lo que tenemos en nuestras narices y vemos todo como un ataque, olvidándonos de lo que arriba hemos expuesto. Por ello, es más que recomendable alejarnos para ver el conjunto, respirar y por su puesto como un mantra, tener estos consejos en la cabeza.


Buen día a tod@s!




You Might Also Like

4 comentarios

  1. Muy bueno
    Y la pequeña historia del principio, genial
    Susana

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapas!
    Me ha encantado la reflexión del principio. Yo he sido siempre pésima con los idiomas, pero en cambio con el dibujo, por ejemplo, siempre se me ha dado bien y es algo que me apasiona, por lo que mi madre me apuntó en una escuela de dibujo, para potenciar mis cualidades, y más, la pasión que sentía por ese arte, y que aún siento. Eso sí, también me tragué clases de inglés para ver si le pillaba el gustillo jajajaja. Os comento esto, por que me he sentido, en parte, identificada con la introducción.
    Por lo que se refiere al contenido del post en general, decir que son unas reflexiones muy sabias. Todos tenemos nuestros puntos fuertes y son esos los que tenemos que potenciar, pero a la vez, cero yo, intentar también mejorar en nuestras debilidades. Por eso un plan de acción, como bien comentas Estefanía, creo que es esencial para cualquier aspecto de nuestra vida.
    A la par, también es importante que hagamos un autoanálisi, ya sea por nuestros propios medios o tomando en consideración las opiniones, como bien dices, constructivas de los demás. Todo lo que sea para mejorar siempre, creo que es bienvenido. Y lo más importante, siempre tenemos que valorarnos. Quizás cometamos errores, quizás no seamos perfectos, pero seguro que nadie puede conocernos más que nosotros mismos.
    No se si me he liado un poco comentando.. o si me he ido del tema del post, porque me pongo a divagar y termino liándome sola.. jajajaja.
    Lo que sí tengo claro, es que este tipo de artículos son de mucha ayuda para todos los que os leemos. Así que, gracias guapas.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  3. Una historia tan cortita y lo mucho que da a entender. Me encanta. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es un gran artículo, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, pero tenemos que valorarnos más a nosotros mismos para aceptar todo tipo de críticas y que los demás nos valoren.

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!