Nos vamos de experiencia Au-pair con Lorena Meno a Alemania

lunes, junio 06, 2016



Hola, me llamo Lorena Meno, soy de Ourense aunque actualmente resido en Las Palmas de Gran Canaria y soy licenciada en Psicopedagogía y diplomada en Magisterio Infantil por la  Universidad de Vigo.
He sido Au-pair en Frankfurt am Main (Alemania), entre 2013 y 2014 y creo que ha sido, y será siempre, una de las mejores experiencias de mi vida.


1. ¿Qué te motivó a tomar la decisión de vivir la experiencia Au-pair?


El hecho de proceder de una ciudad pequeñita con escasas posibilidades laborales digamos que pudo acrecentar la decisión.
Sólo recuerdo que al acabar la universidad, un par de amigas y yo decidimos registrarnos un día como Au-pairs en una muy conocida página web, por ver cómo era aquello… Ninguna nos habíamos ido nunca de Erasmus durante nuestros años universitarios, y cabe decir que, el no haber podido vivir esa experiencia (por lo menos a mí) en el extranjero, era una espinita clavada que siempre iba a tener.
Total, que tras muchas entrevistas mediante Skype con familias de todo el contiene Europeo (un total de 35 creo recordar), me decidí y bastante a lo loco, en 15 días me fui a Frankfurt am Main.



2. ¿Por qué Alemania y no otro país? ¿Cómo aprendiste el idioma? ¿Cuánto tiempo estuviste?

¿Por qué Alemania? Pues… la verdad, no puedo decir que sea un país que me llamase la atención ni mucho menos; de hecho mi preferencia era irme a algún país europeo angloparlante, siempre me ha encantado Irlanda, no sé si motivada por películas como “Posdata: te quiero”, pero me chiflaría conocer aquello.
Creo que fue más bien un cúmulo de lo que aquella familia me ofrecía, el vivir en una ciudad chula y grande, y sobre todo que, ellos hablasen español, ya que, cuando empecé esta aventura mi conocimiento de alemán era absolutamente nulo.
Vale, como ya dije de alemán nada de nada… así que, empecé desde cero hasta prácticamente un nivel B1. Mi familia me pagaba todos los gastos de mi curso intensivo en la VHS (Volkshochschule), que es a donde solíamos ir todas las Au-pairs del perímetro; lógicamente te esfuerces más o menos, el hecho de ir día sí y día también, varias horas al día a unas clases donde solo escuchas alemán, te obliga en cierto modo a ir impregnándote del idioma.
He vivido en Frankfurt un poco más de 10 meses, que de lo intensos que han sido, parece muchísimo más tiempo.


3. ¿Cómo era un día normal en tu vida de Au-pair?
Pues mi rutina era básicamente,  despertarme súper temprano para ayudar a vestir a los peques (2 niños de 2 y 4 años), irnos todos juntos en coche a dejar al más pequeño en la Kindergarten y la mamá en el trabajo; después el mayor y yo nos quedábamos  esperando un rato el metro para llegar al cole y una vez acabado todo esto, pues a mis clases de alemán.
A mediodía ayudaba con algunas tareas del hogar y tenía tiempo libre hasta que, alrededor de las 6 de la tarde volvían todos juntos a casa. Después, pues lo típico, ayudarles a la hora de la ducha, en la cena, y jugar con ellos hasta que se fuesen a dormir.
Así era siempre, a no ser que los papis tuviesen alguna cena o algo especial y me tuviese que quedar con los pequeños de noche, pero esto no era nada habitual.
En los fines de semana, estaba un ratillo con ellos el sábado por la mañana y ya, el resto pues libre hasta que fuese lunes otra vez. He de decir que algunas veces, los fines de semana me fui con la familia y más amigos a comer o cenar fuera, porque teníamos bastante buena relación y cuando no tenía planes, también estaba bien pasar un ratillo de ocio con ellos.

4. ¿Qué anécdotas nos podrías contar de tu experiencia?

Madre mía, anécdotas tengo miles creo, no me llegaría un libro si me pongo a escribir de ellas. Pero solo sé que, desde que llegué allí y me metí en un grupo de Facebook donde estábamos todos los españoles de Frankfurt metidos, empezaron todas las aventuras.
Algo que me encantaba era “el tradicional café de los domingos”, que eran quedadas, que inicialmente tenían como finalidad pasar el rato unos cuantos españoles y charlar un rato, eso fue el inicio de TODO. De ahí fue surgiendo un grupo enorme de amigos de todas las edades y diferentes características, de todos lados de la geografía española y cada uno con su historia.
Fiesta que había allí íbamos, tengo en mente dos eventos, que se organizaron para españoles en nuestro querido Centro Cultural Gallego (sí, hay uno en Frankfurt), que de la que allí se formó, hubiese dado para un buen programa de callejeros viajeros.


5. Y por último que le aconsejarías a las personas que quieren vivir la experiencia Au-pair?

A todas esas personas que se le pase la idea por la cabeza, quiero decirles que no lo duden ni un momento. Que el mundo es de los valientes y que la vida sin un poco de emoción no tiene ningún sentido.
Sinceramente dudo que, vuelva a vivir algo tan increíble como esto nunca; el conocer a montón de gente en el extranjero que de pronto se vuelve como tu familia, el vivir en un sitio donde todo es nuevo y no tienes ni papa del idioma, pero te las arreglas como puedes, el vivir con una adrenalina constante porque hay miles de planes que llevar a cabo en cada rato libre… todas las emociones allí se multiplican por cien.
En serio, a los que decidan irse de Au-pair, decirle que aproveche al máximo esta experiencia única, porque los meses se pasan volando y la burbuja se explota, o no, también puedes quedarte en ese  lugar donde fuiste feliz y establecerte, eso ya es decisión tuya.



You Might Also Like

4 comentarios

  1. me ha hecho gracias el que no sepa por qué se fue a Alemania, pero a veces las cosas pasan por alguna razón. tiene que ser un país precioso.

    un beso para ti, cariño, y otro para Lorena

    ResponderEliminar
  2. Me hubiese encantado vivir una experiencia así, tanto por el idioma, como por conocer nuevos lugares. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Antes que nada, encantada de conocerte Lorena, y gracias por contarnos tu experiencia.
    La verdad, como he comentado en otros posts similares, es una experiencia que dicen que es la mar de gratificante. Tengo varias amigas que lo han hecho, y en especial una de ellas..¡no regresó! Vamos, que se quedó en Londres, que es donde se aventuró a irse de au pair.
    No me queda otra que decir ¡olé tú Lorena! Alemania.. puf. Si ya me parece complicado a veces el inglés, ni de coña me atrevería con el alemán. Siempre lo he encontrado uno de los idiomas más complicados. Y viendo que comenzaste desde 0, le da un plus a tu valentia enorme.
    Celebro horrores que tu experiencia haya sido tan positiva y que gracias a Lidia, la hayas compartido con nosotr@s.
    Besos guapas

    ResponderEliminar
  4. Siempre he pensado que para realizar una de estas experiencias de trabajo, sin saber nada del idioma, es de personas muy muy valientes.
    Yo tengo una amiga que en menos de un mes se va, también de au pair, pero a Irlanda. Sólo espero que su experiencia sea tan positiva como la de Lorena!
    Un besazo!

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!