Trabajar para vivir - Estefanía Borreguero Psicóloga -

lunes, julio 11, 2016



Buenos días a tod@s!!!


Antes de empezar, ya que no lo hago muy a menudo últimamente agradecer los comentarios del anterior post! No saben cuanto me encanta leer vuestras experiencias, como siempre digo enriquecen, y es una manera de aprender.

Ya con el veranito cerca, y después de tanta matraca con el trabajo para arriba y el trabajo para abajo, yo no sé a ustedes pero a mí más que hablar de trabajo, me apetece un mojito y una playita jeje, con lo cual hoy va de relax la cosa!




En función del contrato que tenemos, por desgracia no todos los contratos, tenemos derecho a vacaciones, 30 días por año, en hostelería 45 (básicamente porque ellos trabajan los festivos mientras que el resto de los mortales nos tiramos a la bartola). Por norma general 15 días te lo pone la empresa y los otros 15 eliges tu, y digo por norma, porque hay empresas que no tienen en cuenta, mientras el trabajador haga su labor.

¿Qué pasa si prefiero cobrar las vacaciones? Pues decir que aunque suele ser práctica de muchas empresas, pagar al empleado sus vacaciones y este siga trabajando, no es legal, ya que por ley tenemos que disfrutar de esas vacaciones, además que de no ser legal, tampoco es sano, no imagino un día sin desconectar de mi trabajo.



A nivel particular, mi trabajo requiere tiempo, con lo cual mientras llegan las vacaciones, aprovecho los fines de semana al máximo, y vaguear también es un plan que elijo algún que otro fin de semana. Esto último lo comento, en especial para las personas que son autónom@s, y que no pueden permitirse todas las vacaciones que quisiera, planes de fin de semana, y “pies para que os quiero”. Desde caminatas, días de playas, almuerzos familiares, leer, escuchar música, acampadas, spa, viaje algunas de las islas cercanas (en caso de península, pues donde lleven las ruedas). La cuestión es hacer esa ruptura entre nuestro trabajo y nuestra vida personal, Por desgracia hoy en día los trabajos no tienen, o no saben muy bien qué es eso de conciliación familiar, con lo cual es uno quien debe buscarse un poco la vida para encontrarlo.

Dicha ruptura, no es solo por mantener la cordura de nuestra vida, sino porque hacer descansos nos ayuda a mejorar nuestro estado anímico, nuestro humor, nos ayuda a poder interactuar con más personas (no olvidemos que somos seres sociales), y sobre todo nos ayudará a empezar nuevamente con más fuerza.

Así que, a disfrutar del descanso!!!

PD: Nos vemos en septiembre!!! Sean felices!!!





You Might Also Like

7 comentarios

  1. ¡Hola guapas!
    Tengo que confesar que hubo una época que el concepto vacaciones no entraba casi en mis planes, y se limitaban a escapadas o pocos días de descanso. No porque la empresa me obligase a trabajar, sino porque en los días que tenía de vacaciones me las apañaba para seguir currando en otras cosas y poder hacer money money para pagar mis estudios, etc.. Vamos, digamos que era como una necesidad que yo misma me autoexigía, pero con el tiempo, he ido aprendiendo que son necesarias e indispensables las vacaciones y que como bien dices en el título, tenemos que trabajar para vivir, y no vivir para trabajar.
    En la actualidad, tengo la suerte de trabajar en una empresa que me brinda todas las facilidades a la hora de escoger cuando quiero las vacaciones, y la verdad, aunque no siempre me salga fuera a disfrutarlas, sí las dedico a otros que haceres más relajantes, y sobretodo disfrutar de ratos con familia, amigos...vamos, desconectar más de lo que puedo hacerlo en un simple fin de semana.
    Así que dentro de unos días, voy a tomarme un mojito a vuestra salud y a disfrutar de mis vacaciones, como espero que lo hagáis vosotras ;)
    Genial post como siempre.
    Besos guapas.

    ResponderEliminar
  2. pufff mi chico ha conseguido tener por fin esos 30 días de vacaciones porque hasta ahora sólo les daban 15 y a regañadientes... los empresarios no miran muchas veces por los trabajadores cuando ciertas cosas son por ley...
    muy buen post!

    un beso enorme Lidia y Estefania!

    ResponderEliminar
  3. Durante ocho años trabajé en una empresa donde podías pedir una semana de vacaciones en verano y tenías como mucho quince días en los festivos navideños, pero como era la que llevaba toda la administración me pasaba mis vacaciones colgada del teléfono y muchas veces tenía que ir a la oficina, incluso había días que fuera de horas de trabajo y los fines de semana seguía colgada del teléfono. No era vida, era un estrés diario al que decidí poner fin el año pasado porque al final la salud me iba en ello. Muchas gracias por tus consejos y disfruta mucho de tus vacaciones. Un beso

    ResponderEliminar
  4. yo trabajo en un hotel y es cuando los demas descansan nosotros trabajamos pero luego en invierno nos toca a nosotros
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Como trabajé unos años en la hostelería, me conozco eso de las vacaciones en las que se acumulan los festivos, pero aún así y todo, se hacían muy cortas porque no te daba tiempo a desconectar y reponerte. Y también lo de pagarte esos festivos para no dártelos de vacaciones, porque como bien dices, eso de la legalidad...a veces se lo saltan por donde pueden! Pero bueno, el descanso es tan necesario que espero que todos lo podamos aprovechar en la medida de lo posible y que nos reponga. Que tengas un feliz verano tú también, Estefanía, y por supuesto, nuestra Lidia. Besos para las dos!

    ResponderEliminar
  6. Ejem..ejem...tema peliagudo para mí actualmente...Mi padre siempre me dice esa frase con la que has titulado el post de hoy... Vivir para trabajar vs Trabajar para vivir...a veces no sé lo que desconectar ni en vacaciones ...:/ mi trabajo se parece mucho a la hostelería, excepto en los 45 días de vacaciones al año...Creo que lo más importante de las vacaciones, a parte de descansar, hacer cosas que no sueles hacer cuando estás trabajando, etc, es que vuelves con visiones nuevas, si siempre estás metida en lo mismo, no amplías tus miras y siempre verás el trabajo con los mismos ojos... Deseando coger las mías en un mes aproximadamente!!! Besos!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que no concibo no tener vacaciones. Mis padres fueron autónomos bastantes años y sólo descansaban el domingo por la tarde. Era la muerte, y nunca tenían vacaciones! Así ahora andan casacadiños los dos.
    Tampoco entiendo que te las puedan pagar. Porque el descanso es impagable. Da igual lo que te den, nunca va a cubrir el agotamiento mental y físico del trabajador.
    Yo estoy deseando que llegue agosto para poder descansar y hacer más vida social. Ya que como comentas es básico y fundamental.
    ¡Felices vacaciones! Y besiños para ti y para Lidia!

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!