Nos vamos de experiencia Erasmus con Orlando a Italia

lunes, agosto 08, 2016


¡Hola a todos!

En el post de hoy, hablamos con Orlando, al que ya conociste hace unos años por su experiencia trabajando en Italia. Hoy nos habla de su Erasmus en el mismo país!


1. ¿Qué te motivó a tomar la decisión de irte a Italia de Erasmus?
Era el año 2009 y veía que tenía la espina clavada de no haberme ido a estudiar fuera, así que no lo dudé y aproveché la oportunidad del programa de Movilidad Internacional Erasmus y emprendí mi aventura. Por aquel entonces me quedaban algunas asignaturas para acabar la carrera, así que intenté llevarme el mayor número de ellas posible para poder estar los 9 meses que duraba el curso, y así fue.



2. ¿Qué otros países tenías en mente? ¿Cómo aprendiste el idioma?
La verdad que no tenía ningún país en mente, quería irme a aquel en el que pudiese llevarme el mayor número de asignaturas, y en el que el idioma no fuera un freno.
Dominaba el inglés y sabía algo de francés (lo justo de haber estudiado en la ESO) y alemán lo básico.

Pero el destino quería que fuese a un país que no conocía nada del idioma, solo "ciao", "buon giorno" y poco más. Ese destino era Italia.

Para no ir de cero, me apunte en un curso de 30 horas que daba la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la verdad que lo que aprendí fue mucho y me sirvió bastante. Una vez allí comencé otro curso el cual abandoné, ya que me gustaba más aprenderlo de manera informal hablando con las personas y leyendo y viendo películas.

Dentro de Italia me tocó la ciudad que menos quería, Milán, ya que me habían dicho que era una ciudad muy industrializada y gris, además de ser cara por ser una de las capitales de la moda. Luego a la vuelta esa imagen me cambiaría por completo.



3. ¿Cómo era un día normal en tu vida como Erasmus? (tus horarios de clase y como te organizabas)
Vivía con tres compañeras de piso, todas españolas. La verdad que tuve mucha suerte ya que vi un anuncio en una red social que buscaban un chico y así fue, me puse en contacto con ellas y me presenté. Además de ser el primero en instalarme ya que ellas habían ido en verano a buscarlo.

Para ir a la universidad, que no he dicho aún, era la Milano Bicocca, me desplazaba siempre en guagua, la 87, que salía desde mi casa y me dejaba justo en la Facultad de Economía, ya que estudiaba Administración y Dirección de Empresas.

Las clases eran en horario de mañana, lo que me permitía tener las tardes libres para aprovechar y hacer cosas.

Me apunte a un gimnasio todo el curso, y solo fui algunas semanas, ya que en invierno se me hacía pesado con el frío, y bueno, también la voluntad en ese aspecto era poca.

Por las tardes solíamos ir de aperitivi, algo típico, y a alguna fiesta o nos las montábamos en los salones de casa.

No todo era estudiar y fiestas, en vacaciones, puentes o fines de semana los aprovechaba para viajar por el país y por Europa.



4. ¿Piso o residencia? ¿Qué recomiendas? ¿Ventajas e inconvenientes?

Yo tuve la suerte de irme a piso, suerte ya que estaba en el centro de la ciudad, y no al lado de la universidad que estaba a las afueras.
Tenía mi propia habitación, y no contaba con pedir permiso a nadie para visitas u horas de llegada.
Inconveniente, que mi habitación sola costaba 450€, y el piso 1.800€ al mes. Una barbaridad si tenemos en cuenta que la beca era entorno a unos 300€ al mes, y faltaba por contar aún con comida, gastos de luz y gas, teléfono, transporte, etc.


5. ¿Aconsejas a los estudiantes universitarios que vivan la experiencia Erasmus?
Sin duda alguna. Marca un antes y un después. Al menos para mí ha sido un punto de inflexión. Tal es así que mis primeros viajes solo fueron en ese curso 2009/10 y desde ahí no he parado de viajar, repitiendo incluso otro año en Italia con la beca Leonardo da Vinci para hacer prácticas de empresa.

Conoces un país, cultura, personas, etc. Ya hace casi 6 años que regresé y sigo manteniendo contacto con amigos, los cuales vienen a visitarme o yo a ellos.
Con muchos sigo teniendo un grupo de WhatsApp que creamos en 2011, ya que en esa época aún no estaba estandarizado, y nos ponemos al día.


Como anécdotas y como futbolero que soy, decir que tuve la suerte de ver al Real Madrid y al Barcelona jugar la Champions en Milán, y nada menos que unas semifinales, y ver campeón al Inter de Milán del Calcio y de la propia Champions, además de ver a España conquistar el Mundial y celebrarlo bañándome en la fuente del parque Sforzesco, algo que jamás olvidaré.



¿Qué te ha aportado a ti personalmente y profesionalmente?

Personalmente mucho, he aprendido un idioma, el cual me encanta y lo practico en mi vida diaria, y profesionalmente me ha permitido enriquecer mi curriculum con una experiencia que debería ser obligatoria para todo el mundo.
Decir que aprobé todas las asignaturas y con excelentes notas.



Muchas gracias por esta entrevista Lidia y mucha suerte para tu blog y un saludo a todos tus seguidores.
Un placer.


Si tu también quieres contar tu experiencia Erasmus, escríbeme a lidiaevq@gmail.com

You Might Also Like

7 comentarios

  1. este chico es una máquina con tanto idioma! ir a un país sin saber nada tiene que ser horroroso, porque el curso de 30 horas es lo mínimo que se despacha, jajaja.
    terminar asignaturas en el extranjero tiene que ser una pasada, su mérito tiene.
    un beso enorme para los dos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola cielo!
    Ante de empezar tengo que decir que coincido totalmente con Carol, ¡este chico es una máquinaaaaaaa! Ya sabes que yo y los idiomas tenemos un amor odio considerable, por lo que admiro profundamente a esas personas que hablan tantos. Aunque debo decir que chapurreo el italiano ¡eh! Que hice de profe particular a un niño italo español durante años y algo me enseñó y se me pegó de hablar con su padre Jejeje Bueno que estoy contando mi vida y el post va de Orlando.
    La verdad es que por lo que cuenta, fue una experiencia grandiosa.
    Ya sabes, como siempre te comento en los posts dedicados a erasmus, lo que me arrepiento de no haberme liado la manta a la cabeza y haberme lanzado. Que por cierto, sin duda, también hubiese elegido Italia. Así que la envidia que le tengo hoy a Orlando es máxima Jajajajaja
    Otra cosita, que me ha parecido de "chiste", ¿solo dan 300€ al mes? Creo que es una aportación escasa, teniendo en cuenta que lo de irte a estudiar fuera supone muchísimos gastos, y obvio que 300€ no cubren ni la mitad. A ver si el Sr. Rajoy, o el que sea que al final mande, porque a este paso..., bueno quien sea, ponga remedio, porque creo que si las ayudas fuesen mayores más gente se animaría con esta grata experiencia, y es una pena que por el tema monetario muchos se queden fuera.
    En fin, como siempre un placer leer las experiencias de estos chicos y chicas que periódicamente sacan la cabecita en tu blog.
    Un beso guapa, y otro para Orlando.

    ResponderEliminar
  3. Tiene que ser una súper experiencia. Si yo hubieses estado en su lugar y me hubiesen dicho de irme a Milán me pondría a dar saltos de alegría. Yo también tengo ideas preconcebidas de esta ciudad. Pero en mi caso son todas buenas!
    La verdad es que es una pasada empezar en un sitio desde cero, no me extraña que le haya enriquecido tanto la experiencia en lo personal.
    Y lo que tiene muchísimo mérito, es volver con todas las asignaturas que llevaste aprobadas. Me saco el sombrero!
    Un besito a Orlando por haber compartido su experiencia y otro para Lidia por compartir su historia.

    ResponderEliminar
  4. Mi hermana estuvo de Erasmus en Lovaina (Bélgica) y fue una experiencia decisiva en su vida gracias al idioma. Me han encantado conocer la experiencia de Orlando!!
    Besitos y feliz semana guapa, Emi

    ResponderEliminar
  5. Una experiencia de las que nunca se olvidan, como dice Orlando debería ser obligatoria para todo el mundo.
    ¡Que tengas una feliz semana guapísima!

    ResponderEliminar
  6. Cada vez que leo una experiencia Erasmus me viene la misma idea: por un lado la "sana" envidia a estos jóvenes por la experiencia vivida, que coincido con otros comentarios en que debería formar parte de la formación obligatoria, y por otro la admiración que me produce que tengan ese valor, tan jóvenes, de marchar lejos de casa, con otras costumbres, otro idioma, solos... Orlando es un gran ejemplo de todo lo que se puede conseguir si se aprovecha la oportunidad y se le saca partido. Le felicito por la experiencia, por su currículum, por los eventos deportivos que siempre recordará gracias al Erasmus, jajajaja, y espero también que los gobiernos dediquen más presupuesto a la formación de estos jóvenes, porque, como se ha visto, merece la pena. Un beso grande!

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan al blog, gracias por dejar el tuyo. No serán publicados comentarios que contengan enlaces. Gracias!